100 Tipos de Cuidao
 

Autor: Joaquín Hernández "Kiki"


Ángeles bondadosos y demonios mal encarados, catetos de ceja solitaria o más vagos que una estera, pistoleros cadavéricos y blancanieves picantonas, rollizos venteros y mugrientos desatascadores... Joaquín Hernández "Kiki" nos presenta Cien Tipos de Cuidao el paisanaje de las coplas y sus intérpretes, la iconografía del tipo... que traducido resulta disfraz para los guiritanos (dícese del extranjero, o guiri, que en Cádiz jamás se sentirá un forastero). Los cien tipos rescatados por Kiki reflejan la guasa, la comicidad y el necesario punto de irreverencia -tal como se advierten en los dolientes pitones del Yuyu- que deben significar al Carnaval. El objetivo de Kiki quería en principio reflejar la riqueza artesanal que condensan los tipos de las agrupaciones carnavalescas, si bien la composición final deviene hacia otros muchos aspectos: la imagen revela no sólo la destreza de las costuras sino que proyecta sobre todo la interpretación de la percha humana. El Yuyu, el Libi, el Love, Cornejo, el Selu, Manolito Santander, el Sheriff, Pucherito, Carapalo, el Rorro, el Wiki, los Carapapa, Martínez Ares, Zubiela, Pedro el de los Majaras, Nandi Migueles, Julio Pardo, Pepe Marchena... aparecen, por contradictorio que parezca, más dinámicos que nunca pese a los límites bidimensionales del papel fotográfico; el blanco y negro, como ocurre con los buenos retratos, aporta infinidad de matices y nos hace recrear el color de agrupaciones con las que nos emocionamos, o nos partimos de risa.La colección abarca tipos desde 1995 hasta el presente concurso. Son por tanto fotografías de nueve carnavales, de nueve evocaciones que articulan el contenido de la exposición que abrimos el Día de la Provincia, el 19 de marzo. El Carnaval merece por derecho propio llenar el espacio que reserva el Claustro de Exposiciones para aquellas muestras que no sólo encierran artes, sino que reproducen nuestras señas de identidad. Las dimensiones que ha cobrado el Carnaval superan con creces el mero ámbito festivo y en las fotos de Kiki se intuye este particular universo que hoy es incluso sustento para no pocas familias.Los tipos encierran pasajes de nuestras vivencias, cajón de sastre donde anidan risas y nostalgias. Habrá que meterse en ellos.