MIEDO, POR EL PIBITO DE CARMONA
 
Del libreto de la Peña “Media Luna” Julio 05, cortesía del “Guti”

Miedo? Al día siguiente de la final ya tenía miedo. Miedo al año que viene.
Miedo a la frase siguiente :
¡Canijo, aprovéchate este año que el año que viene verás!.
Me lo dijo un día Don Adolfo :
Cada año tengo más miedo y se me seca más la boca antes de cantar en el Falla.

Cuando uno está orgulloso de lo que ha hecho, el año se hace corto. Sin duda, estará toda la vida vestido de espermatozoide. Pero la Ley del Carnaval dicta una sentencia inexorable : cada año hay que renovarlo todo. Dentro de poco, lo de este año se lo podremos cantar como antología. Qué miedo!. Y me siguen asaltando con frases como éstas :
¡Quillooo!. ¿Qué vas a sacar el año que viene? Ve metiéndote en la cabeza que seguro que no vais a estar a la misma altura. Ahora todo el mundo te va a exigir un montón.
Y te dicen tus compañeros del grupo : El año que viene por lo menos a la Final.
Y yo pienso : Éste se ha creido que le escribe Cervantes.

Miedo y presión. Ya me he metido en la cabeza que para el año que viene tengo que estar a la altura de un finalista o al menos que roce la final. Eso de que yo salgo para pasarlo bien no cuela, de verdad. Si eso fuera verdad yo saldría en una ilegal, que se pasa estupendamente y no hay presión. No, yo salgo porque cantar en el Falla y que a Cádiz le guste es una sensación que todavía me conmueve y me hace llorar de alegría. Y cantar en la calle también me gusta, pero cantar en el Falla me gusta mucho más. Si encima la prensa reconoce que tu trabajo está bien hecho cuando está bien hecho, pues mejor. En realidad, tengo la teoría particular de que no salimos por dinero, sino por satisfacción del ego. Yo al menos sí, lo reconozco.

Después de este año admiro mucho más a los punteros que se mantienen años y años en la cabeza. Si supieran mis competidores lo que les admiro. Me sé y canto todas sus cosas. Ellos con las mías seguro que no. Gracias a todos ellos porque de ellos he aprendido lo que sé.

Ahora es cuando me acuerdo de aquel capullo de Carmona que me decía con sorna
¡Ja, ja, tu vas a pasar a la final del Falla cuando el Cádiz suba a primera!.
Hace años que no lo veo. Que ganas tengo de ver de nuevo al payaso. Qué razón tenía el imbécil sin saberlo.

Menos mal que después de todas estas pesadillas, mareos y disquisiciones mentales siempre acabo igual :
¡que me quiten lo bailao!.